Pasar al contenido principal
ACNUR organizó una jornada solidaria junto a personas refugiadas y migrantes en Buenos Aires. Foto: Eduardo Weisberg

ACNUR reunió a refugiados y migrantes para cocinar viandas solidarias para comedores de Buenos Aires

Fue en el marco del Día Mundial del Refugiado que se conmemora cada 20 de junio y que este año tuvo como principal lema “Todo el mundo puede marcar la diferencia. Toda acción cuenta”.

Facebook Acnur

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, junto a 12 emprendimientos gastronómicos de personas refugiadas y migrantes de Buenos Aires, el apoyo de restaurantes locales comprometidos con la causa, y la participación especial del influencer gastronómico @ElGordoCocina, se unieron para cocinar 1220 viandas y compartir un plato en común con las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.


El Día Mundial del Refugiado es una oportunidad para estar #ConLosRefugiados y compartir mensajes de tolerancia, respeto mutuo y respeto por la diversidad”, destacó Juan Carlos Murillo, Representante Regional de ACNUR.


Con el apoyo de ACNUR, los emprendimientos gastronómicos - la mayoría de los cuales se han visto afectados a consecuencia del impacto económico generado por el asilamiento obligatorio - prepararon sus versiones del plato de invierno sugerido por @ElGordoCocina, sumando sus propios ingredientes, y a través de ellos, su historia, su hogar, su origen y su solidaridad.


"El Día Mundial del Refugiado es una oportunidad para estar #ConLosRefugiados y compartir mensajes de tolerancia, respeto mutuo y respeto por la diversidad, destacó Juan Carlos Murillo, Representante Regional de ACNUR.


Los emprendimientos gastronómicos que participaron fueron: Almacén La Siesta , Alrayan Caballito,  Arepa's Club by Changir, La Grulla Amarilla, El Guaica Bar, Rebelión, Restaurante Siriana, Tequelistos , Vinotinto y las emprendedoras gastronómicas colombianas Rosa, Olga y Sayara.


Estamos felices de poder dar una mano amiga en estos tiempos tan difíciles”, comentó Sofía, emprendedora gastronómica venezolana que se sumó a la acción desde su local de tequeños. Fátima, proveniente de Siria y dueña de un restaurant de comida árabe, compartió el mismo sentimiento: “Estamos tratando de ayudar un poco con lo que podemos, hoy con todo lo que estamos pasando en el mundo por el covid19, cocinar un plato rico para la gente que más lo necesita”.

Por su parte, Rodrigo, emprendedor gastronómico argentino subrayó: “Tenemos un equipo conformado por muchos chicos y chicas de Latinoamérica y es increíble lo que nos han aportado así que feliz de poder devolver un poco de esto”.


"Estamos felices de poder dar una mano amiga en estos tiempos tan difíciles”, comentó Sofía, emprendedora gastronómica venezolana. 

Una vez elaborados, los platos fueron distribuidos gracias a la labor que realizan los comedores Santuario San Expedito, Parroquia Nuestra Señora de Caacupe y al Comedor Bartolina Sisa ubicados en la Ciudad de Buenos Aires y, Merendero Caleb (Villa Lamadrid), Merendero El Resplandor (Laferrere), el Merendero Honestidad y Amor (Garín) y Merendero Los Cara Sucia (San Fernando) en la Provincia de Buenos Aires.  Las viandas fueron entregadas a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, entre ellas, personas refugiadas, solicitantes de asilo, migrantes o con necesidades de protección internacional. Estos comedores han sido referenciados por las agencias socias de ACNUR en Argentina, ADRA y CAREF, y también por la iniciativa Convidarte, una red de voluntarios unidos para hacerle llegar un plato de comida a quienes más lo necesitan.


El mensaje principal de esta acción solidaria es destacar el compromiso conjunto de diferentes individuos, emprendedores/as, e instituciones que nos unimos para marcar una diferencia, por más pequeña que sea, porque toda acción cuenta, concluyó Analía Kim, coordinadora de Comunicaciones de ACNUR.

Tu aporte puede hacer una gran diferencia a la realidad de las personas refugiadas y desplazadas en el mundo.