Pasar al contenido principal
Guilaine Alaya, de 33 años, señala a Bangui, la capital de la República Centroafricana, mientras regresa en barco después de seis años de exilio. © ACNUR / Adrienne Surprenant

Miles de personas regresan a casa desde la República Democrática del Congo

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Facebook Acnur

El 21 de noviembre ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ayudó a cientos de personas refugiadas que vivían en la República Democrática del Congo (RDC) a retornar a sus hogares en la República Centroafricana, lanzando el primer programa de repatriación voluntaria de RDC para cerca de 172.000 personas desplazadas a la fuerza de la República Centroafricana desde 2013.

Cerca de 400 personas refugiadas partieron con sus pertenencias en un convoy de cuatro camiones y vehículos livianos desde el campamento de refugiados de Mole a Zongo, en la Provincia de Sud Ubangi, al norte de la RDC. Ellos continuaron su viaje por bote hacia Bangui, la capital de la República Centroafricana. La mayoría había vivido en la RDC por varios años, después de que la violencia en la República Centroafricana las obligara a huir y buscar seguridad en el país vecino.

El inicio del programa de repatriación voluntaria llega después de un acuerdo tripartito firmado por ACNUR y los gobiernos de la República Democrática del Congo y la República Centroafricana en julio de este año. Desde la firma del acuerdo, cerca de 4.000 personas se han inscrito en el programa, indicando su deseo de recibir ayuda para volver a casa antes de que termine el año. Si bien algunos refugiados han organizado sus propios retornos, ACNUR planea asistir a alrededor de 25.000 personas antes del final de 2020 a través de este programa gradual.

Ver más: Alarma la cantidad de las violaciones de derechos humanos en la República Democrática del Congo

Los retornados dijeron que una mejora de la seguridad en sus áreas de origen y el acuerdo de paz entre el Gobierno de la República Centroafricana y los grupos armados fueron las principales razones para terminar su exilio. En la República Centroafricana, los refugiados están regresando a áreas en Bangui y en las prefecturas de Lobaye, Ombella M’poko, la Kemo, Nana Mambere, Mambere Kadei y Sangha-Mbaere, donde la situación ha mejorado en los últimos dos años. Antes de su regreso, los representantes de los refugiados habían visitado sus áreas de origen, corroborando la presencia de autoridades administrativas y de seguridad, y de organizaciones humanitarias y de desarrollo. Aquellos que regresan reciben transporte y un paquete de retorno que consiste en efectivo y artículos básicos para el hogar para ayudarlos inicialmente una vez que regresen a la República Centroafricana.

ACNUR también está facilitando su reintegración al apoyar la adquisición de documentos civiles y certificados escolares. Hemos construido aulas en algunas de las áreas de retorno identificadas.Como aproximadamente la mitad de los refugiados que regresan son agricultores, el Gobierno ha proporcionado tierras cultivables para que puedan cultivar sus propios alimentos y mantener a sus familias. La Agencia también está trabajando con las autoridades judiciales para facilitar la recuperación de las propiedades de los refugiados.

Sin embargo, la República Centroafricana necesita más apoyo en sus esfuerzos por mejorar el acceso a la atención médica básica, la educación y otros servicios sociales.Cerca de 600.000 refugiados viven en la RDC y otros países vecinos, mientras que un número igual permanece desplazado dentro de sus fronteras. Los retornos voluntarios se basan en decisiones individuales de las personas refugiadas y se necesitará protección continua en los países de acogida para quienes que no se sienten seguros para regresar a sus hogares.

Para mayor información sobre el tema, por favor contacte:

Tu aporte puede hacer una gran diferencia a la realidad de los refugiados