Pasar al contenido principal
El primer grupo de refugiados etíopes procedentes de la región de Tigray recibe la bienvenida del personal de ACNUR en el campamento de refugiados de Tunyadbah, en Sudán.  © ACNUR/Taylan Dagci

Emergencia en Etiopía: ACNUR reubica a refugiados en un nuevo campamento en Sudán

Se trata del segundo campamento de refugiados recién establecido. Desde el domingo, se han trasladado a más de 580 personas. El objetivo es brindarles un lugar a salvo y con mejores condiciones de vida.
Foto: © ACNUR/Taylan Dagci
Facebook Acnur

*ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, sigue registrando nuevas llegadas de refugiados en la frontera entre Etiopía y Sudán. Unas 800 personas cruzaron de la región de Tigray, en Etiopía, al este de Sudán tan solo en los primeros días del 2021. Desde principios de noviembre, más de 56.000 refugiados etíopes han huido al vecino Sudán.


Las personas recién llegadas han informado que se vieron atrapadas en el conflicto y fueron víctimas de diversos grupos armados, además de enfrentarse a situaciones peligrosas como el saqueo de sus casas; el reclutamiento forzoso de hombres y niños; y la violencia sexual contra mujeres y niñas. Los refugiados llegan con poco más que la ropa que llevan puesta, agotados y en condiciones precarias, después de haber viajado a veces durante días. Se estima que más del 30% de ellos son menores de 18 años y el 5% mayores de 60.


En apoyo de la respuesta liderada por el Gobierno de Sudán, ACNUR y la Comisión Sudanesa para los Refugiados continúan reubicando a los refugiados desde las zonas de llegada en la frontera a los campamentos de refugiados designados, más hacia el interior del estado sudanés de Gedaref.


Se estima que más del 30% de los refugiados son menores de 18 años y el 5% mayores de 60

Mientras el campamento de refugiados de Um Rakuba se acerca a su capacidad máxima, ACNUR y sus socios trabajan contra reloj por reubicar rápidamente a los refugiados desde los lugares de llegada en la frontera a un segundo campamento de refugiados recién establecido, el de Tunaydbah, para mantenerlos a salvo y ofrecerles mejores condiciones de vida.


El nuevo campamento está situado a unos 136 kilómetros de la ciudad de Gedaref. Desde este domingo, se trasladaron a Tunaydbah 580 personas refugiadas desde el sitio de recepción de Village 8, mientras los traslados desde el sitio de recepción de Hamdayet comenzaron esta semana. Ambos sitios de recepción están superpoblados y su proximidad a la frontera representa un riesgo creciente para la seguridad de los refugiados.



Los refugiados reciben comidas calientes y hasta ahora nuestros socios han montado 1.000 tiendas de campaña, que pueden alojar hasta 5.000 personas.


A su llegada a Tunaydbah, los refugiados reciben comidas calientes y hasta ahora nuestros socios han montado 1.000 tiendas de campaña, que pueden alojar hasta 5.000 personas. Se estarán montando más carpas, a medida que la reubicación avanza, en los próximos días y semanas. ACNUR, la Comisión Sudanesa para los Refugiados y otros socios están ampliando su respuesta para satisfacer las necesidades de la creciente población de refugiados en todos estos lugares. En la actualidad, más de 20 socios humanitarios se encuentran en el terreno en Um Rakuba y otros seis están iniciando sus actividades en Tunaydbah para asistir y apoyar a los refugiados y a las comunidades de acogida con servicios de alojamiento, salud, alimentación y nutrición.


Una vez más, el Gobierno de Sudán mantiene generosamente abierta sus fronteras para las personas refugiadas, sin embargo, se necesita más apoyo para complementar la respuesta de las autoridades. En particular, es fundamental seguir mejorando los servicios de agua y saneamiento en los campamentos de refugiados y las zonas de recepción, así como intensificar las medidas de prevención de COVID-19, incluidas las áreas de aislamiento. También se necesita financiación adicional para implementar los proyectos de alojamiento y mejorar las condiciones de vida de las personas refugiadas en los campamentos, especialmente en previsión de la próxima temporada de lluvias, que debería comenzar en mayo.


A finales de 2020, ACNUR había recibido compromisos de contribución por 40 millones de dólares (USD) para la respuesta regional a la emergencia en la región etíope de Tigray, que solo cubren el 37% de las necesidades de financiación en Sudán, Etiopía y Yibuti.


Leer también: Emergencia en Etiopía: ACNUR y sus socios piden urgente156 millones de dólares para apoyar a la crisis


Para más información sobre este tema, por favor contactar:


* El contenido corresponde a las declaraciones formuladas el 5 de enero por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra. Fuente: ACNUR.ORG

Tu aporte puede hacer una gran diferencia a la realidad de las personas refugiadas y desplazadas de Etiopía.