Pasar al contenido principal

Refugio


ACNUR, líder en materia
de refugio y campamentos de
refugiados a nivel mundial

Más de 70 millones de personas en el mundo han perdido su hogar y sus raíces a causa de la guerra y la violencia. Darles un refugio seguro es el principal trabajo de ACNUR, que lleva más de 60 años facilitando protección y asistencia básica a víctimas de conflictos. ACNUR cuenta con distintas modalidades de refugio que se adaptan al entorno y a las necesidades de las familias. Ofrecer un espacio seguro y digno a las familias que lo han perdido supone también aprovisionarlas de materiales básicos como mantas, colchones, artículos para cocinar, calefactores, lámparas solares y baldes para recoger agua. ACNUR se encarga de repartir todos estos materiales para garantizar unas condiciones de vida mínimamente dignas en los campamentos de refugiados.

4,5 millones

de personas han recibido refugio de ACNUR en los campamentos en 2017.

154.025

refugios de emergencia entregados en 2017.

65.640 refugiados

recibieron un refugio permanente en 2017.

Colaborá con ACNUR y ayudá a que millones de personas tengan un refugio seguro

ACNUR es la agencia líder de Naciones Unidas en materia de refugio. Su mandato de protección contempla la provisión de un lugar seguro como una de sus principales actividades. Dar un nuevo hogar a los millones de personas que lo han perdido todo no es tarea fácil. Los retos se multiplican cada año a medida que las cifras de desplazamiento mundial se disparan. No obstante, ACNUR cuenta con almacenes logísticos en varios puntos del planeta que permiten entregar tiendas y materiales básicos de ayuda humanitaria en cuestión de horas cuando se producen emergencias.

Actualmente, más de 2,6 millones de personas refugiadas viven en campamentos en todo el mundo, algo que puede durar años e incluso décadas. Para ellos ACNUR prepara programas especiales destinados a ofrecerles un alojamiento permanente y digno. Así como opciones de integración en el país de acogida. Del mismo modo, aquellas personas que se encuentran refugiadas en entornos urbanos reciben la asistencia de la Agencia en forma de ayudas económicas en efectivo para pagar el alojamiento, además de materiales básicos para su vida diaria como mantas, calefactores o ropa de abrigo en invierno.


“En diferentes puntos nos dieron comida, mantas y sacos de dormir. Esta es la primera tienda sólida en la que hemos dormido”

Mahmoud, refugiado sirio en Europa.