Pasar al contenido principal
Un grupo de refugiados llega al aeropuerto internacional de Kigali después de un vuelo de evacuación que salva vidas a Ruanda desde Libia. Foto: © ACNUR/Eugene Sibomana

Tercer grupo de refugiados evacuados a Ruanda desde Libia con el apoyo del ACNUR

Más de 100 personas, entre las que hay varios bebés nacidos en centros de detención en Libia, han llegado a Ruanda en un vuelo de evacuación humanitaria organizado por la Agencia de la ONU para los Refugiados.
Facebook Acnur

El grupo de 116 personas aterrizó en el aeropuerto internacional de Kigali a las 22:45 del domingo 24. Han sido llevados a una instalación de tránsito en Gashora, donde ACNUR les brinda asistencia vital, que incluye alimentos, agua, atención médica, apoyo psicosocial y alojamiento. “Mientas se intensifica la violencia en Trípoli, estas evacuaciones son más urgentes que nunca”, dijo Vincent Cochetel, enviado especial del ACNUR para el Mediterráneo Central. Y agregó: “Pero con miles de refugiados aún en riesgo en centros de detención y áreas urbanas en Libia, necesitamos que los Estados nos ayuden a sacar a más refugiados del país más rápidamente”.

El grupo es principalmente de Eritrea, con un número menor de personas de Somalia, Etiopía, Sudán y Sudán del Sur. Alrededor de dos tercios de las personas tienen menos de 18 años, la gran mayoría de los cuales han sido separados de sus padres y su familia en general. Además hay dos bebés de un mes. A todos se les ha otorgado el estatus de solicitantes de asilo mientras se evalúan sus casos y se buscan otras soluciones, incluido el reasentamiento, el retorno voluntario a los países de asilo anterior, el retorno voluntario a los países de origen donde sea seguro hacerlo y la integración local en Ruanda.

Ver más: Declaración conjunta: El gobierno de Ruanda, ACNUR y la Unión Africana acuerdan evacuar a refugiados de Libia

Alrededor de una cuarta parte del grupo fue evacuado a través de las instalaciones de reunión y salida en Trípoli, mientras que otros fueron evacuados directamente de los centros de detención y las zonas urbanas. Se identificaron individuos con base en evaluaciones de vulnerabilidad. Debido al número limitado de lugares de evacuación y reasentamiento disponibles, se hacen esfuerzos para priorizar a los más necesitados, a menudo incluyendo niños no acompañados, sobrevivientes de tortura y otros abusos, y personas que necesitan tratamiento médico.Se planean varios vuelos humanitarios adicionales desde Libia durante las próximas semanas.

ACNUR agradece el apoyo de las autoridades libias, ruandesas y nigerinas, y de la Unión Africana, a través del Mecanismo de tránsito de emergencia. La Agencia de la ONU para los Refugiados también acoge con beneplácito la reciente donación de 10 millones de dólares de la Unión Europea a Ruanda, que nos ayuda a sacar a refugiados más vulnerables de Libia y llevarlos a la seguridad. Tras esta evacuación, se han ayudado a 2.141 refugiados y solicitantes de asilo con soluciones fuera de Libia en 2019, incluido el reasentamiento de 723 personas. Seguimos pidiendo el fin de la detención de refugiados y migrantes en Libia, así como más lugares y procesos más rápidos y flexibles para alejar a más refugiados del peligro.

Alrededor de 4.500 refugiados y solicitantes de asilo continúan recluidos en centros de detención en Libia, incluidas personas recién detenidas después de ser rescatadas o interceptadas en el mar por la Guardia Costera de Libia. Junto con otros refugiados vulnerables que viven en áreas urbanas, corren el riesgo de quedar atrapados en los continuos enfrentamientos o ser sometidos a formas terribles de daño en manos de tratantes y traficantes en Libia.

Para mayor información sobre este tema, por favor contacte:

Tu aporte puede hacer una gran diferencia a la realidad de los refugiados